RíoCeballos. Los fuertes vientos volvieron a provocar la caída de árboles añosos

Vecinos de barrio Santa Fe advirtieron ayer por la mañana la caída de un enorme paraíso que terminó en el parque de una vivienda, cortando los cables de media tensión de EPEC. El hecho ocurrió sobre calles Rivadavia y Roca en horas de la mañana tras los vientos que alcanzaron ráfagas de más de 60 kilómetros por hora.

En el lugar trabajaron personal de la Guardia Urbana Municipal y de la Empresa provincial de energía para reponer el servicio.Días atrás otro árbol de gran porte cayó sobre un auto de una comerciante en la costanera de Ñu Porá destruyéndolo totalmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *