Marcelo Fassi: Es difícil retornar de esta realidad comercial.

El contador Marcelo Fassi analizó la realidad del comercio local y las pequeñas empresas, a partir de las restricciones aplicadas por el gobierno.

El profesional sostuvo que más allá de que se plantean ayudas desde el estado en plena pandemia, en muchas situaciones son muy pocos los comerciantes que califican.

A través de su experiencia profesional, Fassi sostiene que los monotributistas están atravesando una situación asfixiante; la realidad es que todas las obligaciones siguen corriendo y las ayudas son pocas, a cuenta gotas y para algunos.

Audio: Ctdr. Marcelo Fassi

El profesional afirmó que esto se tradujo en el cierre de negocios y el despido de empleados, aunque esté prohibido por decreto.

Son pocos los que han podido sostenerse sin tener que generar ajustes importantes en su negocio.

“En los tres niveles de gobierno que se tributa por la actividad comercial hay valores fijos, algunos de los cuales van unificados o en conjunto. Aunque estos valores han aumentado un 35%, en función de la inflación, la evolución de muchos negocios ha sido mucho menor, y estos costos se suman a muchos otros como la luz, el alquiler, el mantenimiento de un vehículo. Entonces la carga impositiva ha crecido, porque el estado municipal, provincial y nacional ha ajustado sus impuestos”.

Además aclaró que aunque algunos rubros han salido beneficiados, no se han podido sostener con el paso del tiempo, y la situación es muy complicada.

El comercio genera los impuestos que cobra el estado para pagar los aumentos del sector público, pero así, con el comercio restringido, la situación es insostenible.

En las últimas semanas estuvo circulando un mensaje que dice “Si vos comés de tu trabajo, tu trabajo es esencial”, y esa es una gran verdad.

“El comerciante viene achicándose desde hace un año y medio, cualquier medida adicional restrictiva que se le solicite es imposible de llevarlo adelante”.

El contador Fassi finalmente sugirió al pequeño comerciante llevar una contabilidad algo más ordenada, y achicarse en lo que sea posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *