Villa Allende. La Iglesia Mormona de Córdoba pagó 4,5 millones para tapar una presunta violación.

El abuso ocurrió en cuando la víctima tenía 14 años y por el hecho fue detenido esta semana Marcelo Díaz Moreno Pérez, quien estaba a cargo de los “Hombres Jóvenes” de la iglesia.  

A raíz de ello la institución logró, a través de sus máximos referentes provinciales, un acuerdo extrajudicial con los padres de la niña.  

En el convenio extrajudicial la Iglesia negocia en nombre del presunto violador un acuerdo económico a cambio de que nadie hable de lo ocurrido y se esconda la presunta violación. 

Según consta en los testimonios judiciales, antes del acuerdo legal, la niña contó lo que vivió a sus amigas y, gracias a los directivos de la escuela donde estudiaba, se radicó una denuncia penal. 

Hasta que el fiscal de Cámara Marcelo Hidalgo ordenó su captura, el presunto violador gozó de libertad absoluta y, además de asistir a la Iglesia, ejerció como docente en una escuela pública provincial. 

Aunque hay dos análisis de ADN por restos genéticos hallados en la ropa de la menor que lo complican, en su declaración judicial Moreno negó el hecho y se abstuvo de declarar. 

El periodista Dante Leguizamón declaró a FM Turismo que Alejandro Paoloantonio, jefe de la Estaca Sierras Chicas y ex Obispo de la Iglesia Mormona, se contactó con los apoderados de la iglesia y conocía de la existencia de un convenio, aunque se encargó del apoyo espiritual a Moreno Pérez, y no tuvo relación con el acuerdo. 

Audio: Dante Leguizamòn – Periodista

Leguizamón relató que al momento de los hechos las máximas autoridades de la iglesia propusieron “un arreglo” a la madre por el que, “sin reconocer hecho alguno”, la propia Iglesia en nombre de Moreno (el presunto violador) se comprometió a pagarle cuatro millones quinientos mil pesos ($ 4.500.000) a la familia de la adolescente. 

El acuerdo, que fue homologado por la justicia civil, tiene dos restricciones importantes.  

La primera es que la niña y su entorno deben desistir “de iniciar cualquier otra acción contra la iglesia y sus filiales en el mundo. 

La segunda, que se abstuvieran de divulgar el hecho bajo la amenaza de ser demandados por la iglesia si el mismo trascendía. 

Deja un comentario