Baldassi convierte al Municipio en una bomba de tiempo

Por Paco Robles

Por Paco Robles

La cantidad de personas que componen la planta de personal de la Municipalidad de Rio Ceballos asciende a 800, informó a Radio Turismo la Legisladora de Encuentro Vecinal Córdoba, Maria Rosa Marcone, luego de entrevistarse con el Sindicato de Obreros y Empleados Municipales.

De confirmarse la noticia, que no fue desmentida por las autoridades municipales, Eduardo Baldassi habría incorporado más de 230 personas en los dos últimos años.

Al asumir su gestión en Diciembre de 2019 Baldassi cuestionó a su antecesor por haber desequilibrado las finanzas municipales con la incorporación a planta permanente de 65 personas que venían prestando servicios como contratados.

Dijo entonces que recibía la Municipalidad con “566 empleados: Planta Permanente: 226; Jornalizados: 42; Contratatados: 56; Planta Política: 26; Subsidiados: 136 y Monotributistas: 80”

La planta de personal y la relación de parentesco de algunos empleados con Baldassi y con el Presidente del Concejo Deliberante, Alberto Bustamante, sumada a la negativa de ambos funcionarios de suministrar el listado de personas que perciben sueldos, honorarios, subsidios, becas o cualquier otra modalidad de contratación, tiene a la actual gestión bajo un manto de sospecha sobre la racionalidad en el manejo de la administración.

De confirmarse la cifra de 800 personas percibiendo ingresos municipales, el futuro cercano marcado por las turbulencias económicas no deparará buenas noticias a un Municipio que, desde hace más de veinte años invierte todas sus monedas y sueldos y gastos de funcionamiento con mala prestación de servicios y casi nula inversión en obras públicas.

Un estudio realizado por la Universidad Nacional de Córdoba en el año 2000 a pedido del entonces Intendente Sergio Spicognia, mentor y maestro de Baldassi, ya indicaba la inviabilidad de una administración que por entonces tenía 179 empleados de planta total, para una población de 16.000 habitantes, y que solo podía destinar el 2% de su presupuesto para obras.

Se estima que la población actual de la ciudad se duplicó con respecto a la del año 2000, pero la población del municipio se habría cuadruplicado si resulta ser cierta la información suministrada por la legisladora provincial.

La planta de personal tendría en Río Ceballos la mitad más de empleados que la de Jesús María, pero con solo la mitad de ingresos que percibe el municipio de la capital departamental.

Una bomba de tiempo activada por Baldassi que hace inviable a la administración y que condena a la ciudad a prolongar aún más su dilatada decadencia. 

Deja un comentario